¿Cómo evitar que sus hijos se enfermen en las clases de natación en invierno?

Es muy común que en invierno las mamás saquen sus hijos de las clases de natación para evitar enfermedades, pero en realidad no es así… Una persona no deja de ducharse porque hace frío, por ejemplo.

El tema es que muchas enfermedades en invierno están relacionadas al cambio de la temperatura corporal con el ambiente y, al contrario de lo que muchos piensan, la natación ayuda a recuperarse de las enfermedades, principalmente relacionadas a las inflamaciones respiratorias.

Por eso, es importante considerar las siguientes precauciones:

– Elegir una piscina que no haya una corriente de viento o sea que sea completamente cerrada y sin corriente de aire externo;

– Al salir de la piscina, seque su hijo y abrígalo con una bata, de preferencia con gorro, para llevarlo al camarín;

– Ducharlo con agua calientita y después seque su pelo;

– Darle algo de comer para que su cuerpo recupere su temperatura normal y  se acostumbre con la temperatura del ambiente. Además, siempre salimos del agua con hambre una vez que el agua aumenta la circulación sanguínea y, consecuentemente, gasta más energía;

– En la salida, meterle un polerón con gorro y, dependiendo del clima, algo para cubrirle el cuello, oído y nariz.

Con estas precauciones, estoy segura que vamos seguir disfrutando el agua y mejorando la inmunidad de su hijo.

Cuota:

1 comentario en “¿Cómo evitar que sus hijos se enfermen en las clases de natación en invierno?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *